Cómo editar un ebook en html

Una manera de editar tus escritos antes de exportarlos a formato mobi o epub para la tienda Kindle (u otras tiendas digitales) es mediante código html, lo que facilita el total control sobre el formato y la personalización del documento.

Para editar un libro en html que luego se pueda visualizar en un ebook o tablet solo son necesarias unas nociones muy básicas de html, aunque si no conoces este lenguaje de marcado, puedes seguir esta guía para una maquetación simple de tu documento.

Kindle con html

¿Qué archivos necesitas para crear tu ebook mobi o epub?

En primer lugar, necesitas una portada. La portada puede ser de cualquier dimensión, y dependiendo del uso final de tu archivo, querrás darle unas dimensiones u otras, pero por poner un ejemplo, Kindle aconseja 1563×2500 px.

Por otra parte, necesitas una carpeta con las imágenes que contenga el libro (posibles ilustraciones, contraportadas, o lo que se te ocurra).

Por último, un archivo .html que incluirá en su interior las especificaciones de estilo (CSS).

¿Cómo puedes editar el documento html?

Para editar tu archivo solo necesitas un editor de html, que puede ser desde uno muy simple que quizás ya tienes en tu ordenador (el bloc de notas de Windows) hasta un programa más avanzado como Sublime Text (gratuito), que hace la experiencia de editar html más agradable y fácil.

¿Qué estructura debe tener el archivo?

Sin extenderme mucho, el html es el lenguaje en el que se basa la construcción de las páginas web (entre otras cosas), y constituye un lenguaje de marcado que va “marcando” o delimitando las partes de una web, o en este caso, de un ebook.

Para seguir las explicaciones puedes tener a mano el archivo con el código html de mi ebook Sangre Insoluble, que puedes descargar en formato .html aquí (19 kb).

Si quieres maquetar tu propio libro o historia siguiendo este modelo (es el que uso yo), solo tienes que copiar y pegar todo ese texto en tu notepad o editor de texto, y sustituir mis textos por los tuyos.

El head de tu ebook

El head incluye algunas especificaciones que afectan a todo el documento, pero que no se ven reflejadas en él a simple vista.

El contenido del head de mi ebook es:

Código incluido en el head

En primer lugar, en el tag ˂title˃ debes incluir el título de tu libro (simplemente sustituyendo el texto “Sangre Insoluble”).

En ˂style˃ van las especificaciones en CSS (que es otro lenguaje para dar estilo a los documentos). Aquí pondremos cómo queremos que sea el estilo visual de nuestro documento. CSS permite hacer casi cualquier cosa, pero cuando maqueto un ebook, prefiero ir a lo sencillo para evitar posibles incompatibilidades o comportamientos extraños en según qué dispositivos.

Por eso, los elementos visuales que yo modifico en mis libros suelen ser únicamente:

  • Subrayado del texto: para resaltar un enlace
  • Tamaño de la tipografía: para hacer más grande un enlace que quiero que el lector presione sin “salirse”
  • Cursivas: para destacar aclaraciones de la autora, por ejemplo en una historia interactiva
  • Centrado de texto: para los nombres de los capítulos o autora

Hay otros muchos elementos que puedes querer controlar con CSS en un ebook, como por ejemplo: tipografía, uso de negritas, márgenes…

No obstante, en cuanto a elementos como el margen, prefiero dejar a cada dispositivo que trabaje con el texto a su manera. Si configuras el margen o la tipografía sin probar bien en cada dispositivo, es posible que el texto se descuadre.

En el ejemplo que has descargado, habrás visto que la única especificación de estilo que he hecho en este caso ha sido para centrar el texto. Primero defino una clase con nombre descriptivo: .center, y luego configuro con CSS cómo será esa especificación (el texto centrado).

Así, siempre que queramos que un texto se centre, solo hay que asociar al tag correspondiente la especificación de estilo:

Ejemplo de dar estilo a un párrafo

En esta historia corta tan solo usé el estilo para centrar los párrafos, pero en otros libros he usado otras opciones. Por ejemplo:

  • .option {list-style: none; margin-bottom: 0.7em}
  • .italic {font-style: italic}
  • .uppercase {text-transform: uppercase}
  • .grande {font-size: 1.3em; font-style: italic}
  • .grande2 {font-size: 1.4em; font-style: italic}

El body de tu ebook

La estructura del cuerpo del documento, que es donde están marcadas las partes, es la siguiente:

Código incluido en el body

El h1 indica el nombre del documento, en este caso el título. En cuanto a la autoría, prefiero indicarla con un párrafo, justo debajo.

Código para salto de línea

es el tag que uso siempre que quiero un salto de página. Es decir, según el ejemplo, en mi ebook, después de leer el título y nombre de autora, el resto de la página queda en blanco hasta que avancemos a la página siguiente con nuestro dispositivo.

Todos los párrafos de texto tienen que ir marcados por el tag del párrafo (al inicio con ˂p˃ y al final con ˂p˃). He investigado sobre cómo añadir los tags en cada párrafo de manera automática (a mano puede ser un infierno si es un texto largo), y si tienes conocimientos de programación quizás encuentres una manera más asequible, pero yo uso este “truco” que es rápido y fácil:

  1. Primero abro en Libre Office Writer (el programa que uso para escribir) un documento con el texto de mi historia.
  2. Guardo una copia como DocBook (.xml).
  3. Abro el documento que acabo de guardar con mi editor de html (bloc de notas o Sublime) y copio el texto.
  4. Pego el texto en un documento nuevo de Office Writer, y ahora debería haber unos tags como estos: ˂para˃ y ˂/para˃ antes y después de cada párrafo, y ˂para/˃ separando los párrafos (si me dejé líneas en blanco).
  5. Ahora ya están los tags colocados en los párrafos, solo que no es el tag correcto, por lo que sustituyo con la opción “Buscar y sustituir” de Office: primero ˂para˃ por ˂p˃, luego ˂/para˃ por ˂/para˃, y finalmente, ˂para/˃ por “nada” (no pongas nada en la casilla de sustitución).
  6. No olvides borrar todo el código que te haya añadido el Office al exportar a .xml.

Este método puede parecer un poco rebuscado (y quizás lo sea), pero es el que he encontrado yo y funciona. Cuando lo hayas hecho una vez luego te saldrá mucho más rápido.

Y con esto ya estaría editado el ebook del ejemplo, aunque hay otras cosas que puedes tener en cuenta:

Capítulos e índice

En mi caso creo la tabla de contenidos al convertir el archivo a mobi o epub, en la fase final, así que en el htm no hago nada al respecto. Sin embargo, en algunos casos sí que he incluido un índice al inicio del libro, después del título, con enlaces a los capítulos. Este íncide queda así:

Código para el índice

♦ es tan solo este símbolo: ♦ Puedes incluir símbolos en tu archivo, que para eso has declarado en el head la compatibilidad con el sistema utf-8 (en el tag ). Por otra parte, los enlaces llevan a cada capítulo del libro.

La estructuración del documento en headings (h1, h2, h3…) la puedes hacer como quieras, pero yo suelo usar h1 para el título (se usa una sola vez en todo el documento) y h2 para los nombres de los capítulos.

Imágenes

En cuanto a las imágenes insertadas en los archivos, Amazon pide que sean en formato jpg, y que tengan un mínimo de 600×800 px.

Es posible que te preguntes qué pasa con las transparencias si no se pueden usar archivos .png. En las pruebas que he hecho, tanto Kindle como iPad (con su lector iBooks), los dispositivos integran el fondo blanco del jpg con la página, de manera que no da lugar a ningún efecto antiestético.

Tanto cuando diseñes tu portada como tus ilustraciones para el interior del libro, piensa que aunque en Kindle no se ven los colores, ocurre lo contrario en otros dispositivos como en las tablets. Por eso tienes que tener en cuenta cómo se verá la imagen tanto en color como en blanco y negro.

Por otra parte, el texto no rodea las imágenes, sino que la imagen ocupa un bloque en la página. Si te interesa, puedes alinearla en relación a los márgenes con las propiedades top o bottom.

Como las imágenes irán en una carpeta junto al documento html, la ruta será la siguiente:

Código para visualizar las imágenes

Visualizar tu edición

Para tener una idea de cómo va quedando tu edición, puedes visualizarlo en el navegador web de tu ordenador, simplemente arrastrando el archivo a una ventana abierta de Chrome, Mozilla, explorer, o lo que uses.

No es lo mismo visualizar la edición en tu PC que en un dispositivo de lectura, pero así puedes ir comprobando que todo va según lo esperado antes de probar más a fondo para pulir detalles.

Guardar los archivos

Y ahora que ya tienes tu ebook editado, solo tienes que guardar el documento con el nombre index.html en una misma carpeta junto a la carpeta de imágenes (llamada img) y la portada:

Archivos necesarios para crear la versión mobi

Después, ya puedes abrir Calibre, o el programa que uses para exportar a mobi y epub. (Si quieres hacerlo con Calibre, puedes seguir este tutorial.)

Recuerda que si incluyes especificaciones de estilo CSS en tu documento, debes testear siempre en todos los dispositivos que puedas. Si no puedes hacerlo físicamente, usa este programa de Amazon que permite visualizar el ebook en diferentes dispositivos.


Este es el método que uso yo para editar mis ebooks. Si usas otros métodos o tienes dudas, ¡deja un comentario!


Cómo usar DeviantArt para promocionar tus libros y relatos

Muchos autores que quieren promocionar sus obras hoy en día usan Facebook o Twitter, a veces basando su estrategia exclusivamente en una única red social. Pero al enviar los mensajes siempre en los mismos canales, es posible que se esté impactando al mismo público una y otra vez. ¿No piensas que en otros canales puede haber también lectores interesados?

Logotipo de DeviantArt

Antes que intentar abarcar un público muy amplio, puede resultar útil apuntar a otros sitios con una audiencia más “de nicho”, es decir, con unas características más definidas, pero quizás también con mayores ratios de retorno.

DeviantArt conforma la comunidad artística más grande de internet, con 265 millones de imágenes subidas por 28 millones de miembros. En ella hay artistas de todos los campos imaginables así como gente de cualquier modo interesada en la creación artística. Allí se pueden vender obras, crear portfolios, participar en discusiones y proyectos comunes, y casi cualquier cosa, pero también, principalmente, compartir obras artísticas.

Si bien el corazón del sitio es la creación visual (fotografía, pintura, dibujo), un escritor puede encontrar oportunidades para promocionar y compartir sus contenidos con personas con intereses muy específicos.

¿Qué puedo hacer como autor en DeviantArt?

Crear un perfil en el sitio es muy rápido, y es asombroso lo fácil que es entrar a formar parte de la comunidad y recibir feedback de otros usuarios. Para empezar, es mejor que no te dejes abrumar por la interfaz (a veces un tanto densa), sino que descubras poco a poco cómo con tu cuenta puedes hacer simplemente cualquier cosa: publicar posts, comentar obras de otras personas, ver estadísticas detalladas al instante, comunicarte por privado con otros usuarios, seguir a tus artistas favoritos…

1. Publica tu trabajo

En mi opinión, uno de los secretos de la plataforma es la atomización. Existen muchas categorías para clasificar las obras, así que cualquiera puede hacerse un hueco donde le interese si invierte suficiente tiempo.

Cuando vas a publicar algo (allí lo llaman deviations), debes elegir una categoría específica adecuada a tu trabajo y al público al que quieras llegar. La web mostrará tu trabajo a las personas interesadas en ese campo específico, y por mi experiencia, a pesar de la gran cantidad de obras enviadas, el sistema suele dar bastante exposición a cada una.

Una de tus opciones es publicar una imagen acompañada de un texto. Por ejemplo, como yo diseño las portadas de un libro y creo que son diseños que pueden llamar la atención visualmente, publico las imágenes en la categoría “Editorial design”, y en el texto que acompaña pongo un fragmento de la historia o una sinopsis acompañada de un enlace a la ficha de mi web.

Por ejemplo, en este enlace hay una “deviation” mía que publiqué para promocionar una historia corta:

Screenshot de una publicación de DeviantArt

Si tienes cierta maña para diseñar o hacer fotos con las que puedas ilustrar tus libros e historias, puedes destacar fácilmente entre otras obras. Piensa que tu “deviation” competirá por ganar la atención de otras similares, y quizás alguien se lance a leer un texto antes si incluye una imagen original. Aunque no creas que eres un artista gráfico, tu visión personal también es interesante, y seguro que te sorprendes a ti mismo buscando una manera de expresarla de manera visual.

Pero si no tienes imágenes para tu post no importa, porque también existen categorías específicas para literatura:

Categorías para publicar obras escritas en Deviantart

Categorías para publicar obras escritas en Deviantart
Como ves, antes de ampliar el contenido de la deviation, se muestra un pequeño “thumbnail” con un el inicio del texto. Puedes personalizar la imagen del punto de libro y añadir una imagen al principio:

alt=

En la parte del texto se puede acompañar con un microrelato, una poesía, un capítulo de un libro o lo que se te ocurra.

2. Promociona tu trabajo

Es posible que tus deviations lleguen a obtener cierto feedback e interacciones de otros usuarios incluso sin que tengas seguidores, pero si de verdad quieres hacerte un hueco en la comunidad, deberás relacionarte con otras personas (autores y lectores) mediante los grupos, foros y discusiones que se generan constantemente.

A estas alturas puedes estar preguntándote si esta plataforma realmente tiene una presencia importante en el mercado de habla hispana, y desconozco si existen estudios o estadísticas que aclaren este aspecto, pero si pasas un rato en la web te das cuenta de que la presencia de este grupo es realmente relevante. Siempre hay textos y comentarios publicados en varios idiomas, y también algunos grupos de discusión en castellano.

3. Busca colaboradores

DeviantArt también puede usarse como un punto de encuentro entre artistas, y es posible que si eres escritor necesites algún tipo de material gráfico (portadas, ilustraciones…) para tu edición.

Piensa que en esta web hay muchos artistas como tú, y es probable que alguien esté dispuesto a colaborar de manera más o menos desinteresada con escritores a cambio de exposición o por qué no, tan solo un aporte creativo en forma de texto que pueda complementar su trabajo.

Lo que nos espera en DeviantArt

Hace muy poco recibí un newsletter del sitio en el que se anunciaba el lanzamiento de un lector de “Motion Books”, que permite ver en la web cómics a modo de presentación dinámica. Además, también se anunció que en el futuro, los usuarios podrían hacer, leer, vender y comprar libros y cómics, así como transferirlos a sus dispositivos.

DeviantArt es una plataforma a la que merece la pena seguir, porque con su ritmo de crecimiento es posible que su uso se generalice en otros países e idiomas. Como siempre, la presencia que alcances como autor dependerá mucho del tiempo que estés dispuesto a dedicar a compartir contenidos y a interactuar con los otros usuarios, siempre sin olvidar que no es solo un sitio para creadores, sino también para consumidores de arte.


¿Qué otros sitios web usas para promocionar tu obra aparte de las grandes redes sociales?

 


Cómo un analizador de textos puede ayudarte a pulir tu estilo

¿Has usado alguna vez un programa para analizar tus libros o escritos? Si no lo has hecho aún, tienes que probar la sensación que se siente al descubrir, después de pensar que tu historia estaba impecable, que hay unas herramientas por ahí llamadas analizadores de textos que destripan los escritos revelando coletillas, repeticiones y otras adiciones carentes de significado.

Letra reflejada en un espejo.

Los analizadores de texto se emplean en varios ámbitos como en el académico o en marketing, pero también pueden ser útiles en la escritura creativa. Dependiendo del analizador, podemos limitarnos a un estudio cuantitativo que arroje conclusiones muy genéricas, pero también hay otros análisis más complejos de tipo semántico o léxico.

Dejando al margen una búsqueda en Internet en la que podríamos encontrar todo tipo de programas online con esta función, usaré aquí a modo de ejemplo un analizador básico que usé para mejorar mi libro La máquina de soñar.

HTTP://TEXTALYSER.NET/

Para usar Text Analyser solo tienes que pegar tu texto o subirlo en un archivo. Luego presionas el botón “Analyze text”, ¡y magia! Primero obtendrás resultados de parámetros un poco más complejos como “Readability” o el porcentaje de repetición, y luego verás un listado con las palabras usadas en el escrito ordenadas por número de usos y en diferentes combinaciones.

¿Qué datos significativos aporta un análisis cuantitativo de texto?

http://textalyser.net/ no permite la descarga de los datos en excel de manera que se podrían comparar las métricas entre diferentes textos, pero sí se pueden comparar las tablas-resumen del inicio del informe.

Es interesante comparar varios escritos propios, por ejemplo de momentos diferentes de la vida, o en diferentes géneros, registros o estilos léxicos. Después de realizar el análisis sobre dos de mis historias, me han sorprendido las diferencias en ciertos aspectos, y algunas métricas pueden anticipar cómo será la experiencia del lector en el sentido más formal.

En la segunda parte del informe nos encontramos con las palabras y grupos de palabras repetidos. Hay palabras de uso obligatorio o casi obligatorio como artículos, algunos adverbios o preposiciones. Pero después del análisis he descubierto que lo que da mala sensación de lectura no son tanto las palabras individuales (salvo en el caso de los nombres propios), sino ciertos grupos de dos o más palabras que casi nunca aportan significado.

Lo mejor que se puede hacer con estas combinaciones es eliminarlas o sustituirlas por sinónimos buscando una mayor variedad léxica.

Análisis propio

Cada escritor debe hacer un análisis de sus propios textos según sus criterios, pero aquí voy a poner como ejemplo lo que aprendí analizando La máquina de soñar.

Al comparar el informe de esta obra con otro texto que redacté después pude apreciar algunas cosas interesantes, como que mi variedad léxica había mejorado, o que usaba frases más largas (click para ampliar):

Comparación de dos textos

Es normal no obsesionarse con la repetición de palabras en un primer estadio de la escritura, cuando las ideas deben fluir sin impedimento, pero creo que sí hay que preocuparse por el estilo en las últimas lecturas (yo lo hago al final, para pulir el escrito).

 

Creo que más allá de quedarse en una anécdota, el uso de estas herramientas puede tener una función concreta y quizás enseñarnos algo que nos sirva en posteriores trabajos. Por ejemplo, yo extraje de este análisis una “Lista negra” de combinaciones de palabras:

  • Adverbios o complementos circunstanciales de tiempo: “un instante”, “un rato”, “momento”, “de repente”, “de pronto”, “al final”.
  • De modo: “atención”, “forma”, “modo”, “de manera”, “de golpe”, “de un lado a otro”.
  • De cantidad: “un poco”, “poco”.
  • De lugar: “a su alrededor”, “frente a”.
  • Expresiones faciales o corporales: “una sonrisa”, “apretó los” (que suele ir acompañada con “labios” o “manos”), “le miró con”, “con disimulo”, “de hombros”, “los ojos muy abiertos”, “frunció el”, “entrecerró los ojos”, “con el ceño”.
  • En menor medida, verbos de acción: “se abalanzó”, “se giró”.

Después de hacer este resumen, comprobé que en muchas de las oraciones la eliminación de estas expresiones no restaba significado relevante a la acción, y además de este modo la lectura se hacía más fluida en ciertos puntos, evitando que el lector se fijara en la forma para concentrarse en el contenido.

Además de eliminar palabras también se pueden usar estas métricas para pulir el estilo y dar coherencia al uso de expresiones: por ejemplo, ¿cuándo usamos palabras sinónimas como “tipo” y “hombre”, “clase” y “modo”, o “ceño” y “entrecejo”? ¿Lo hacemos por una razón o de manera arbitraria?

Conclusión

Creo que es aconsejable realizar este tipo de análisis léxicos en la producción propia para reflexionar sobre el significado de las palabras y, si es necesario, reformular ciertas cuestiones de estilo.

No creo que haya que obsesionarse con la repetición de palabras y los análisis cuantitativos, y hay que saber cómo formular o controlar la espontaneidad y la naturalidad en la escritura.

Para resumir, en el proceso de análisis textual de estilo, en ese momento en el que dudo si eliminar una palabra o no, recuerdo que es mejor usar una palabra solo cuando la acción no podría haber ocurrido de otra manera.


¿Qué has descubierto sobre tu estilo usando un analizador de texto?


Ejercicio de escritura: Describir una cosa de diez maneras diferentes

Chuck Wendig ha propuesto un interesante reto y ejercicio de estilo en su blog: elegir un objeto, una sensación, o cualquier otra cosa y describirlo de diez maneras diferentes, desde diez puntos de vista. Acepto el reto y allá voy con mis diez descripciones de una hoja de papel. ¿Se te ocurre algún otro enfoque para describir el papel? Añádelo en los comentarios.

1. Directa al grano

La hoja de papel es rectangular y blanca.

2. Científica

La hoja de papel común (también denominada albus Paperus) es una composición de fibras de pulpa de celulosa tintada con colorantes minerales u orgánicos (o Agentes de Blanqueo Óptico), y procesada con componentes químicos como el polipropileno y el polietileno para producir capas de grosor y dimensiones variables que absorben y fijan sustancias como la tinta.

3. Añorante

La hoja de papel contiene la blancura de las nubes que atravesaban el cielo sobre la casa en la que yo viví cuando era niña, cuando tanto me gustaba tomar un lápiz y bosquejar en ella dibujos dotados de una naturalidad e ingenio que nunca más podré igualar.

4. Épica

Es el ingenioso artificio que los grandes reyes firmaron y emplearon para declarar la guerra a remotos territorios iniciando una nueva era de batallas y dominación en la que el mundo quedó relegado para siempre a la voluntad de los dioses.

5. Dramática

Sus filos son tan cortantes, su blanco es tan violento e inevitable, que por un instante me hace plantearme cuán frágil es la vida y si merece la pena seguir luchando en contra del destino.

6. La visión del escritor

La página en blanco es un infinito vacío en el que me pierdo sin esperanzas de encontrarme; un silencioso caos cuando mis pensamientos se reflejan en ella; un basto océano de incertidumbre en el que tan solo puedo nadar en busca de una posible esperanza.

7. Como lo vería un bebé

Parece suave y dulce, pero sabe incluso peor que ese palo que chupé antes.

8. Filosófica

Si bien es cierto que puedo afirmar que esta hoja de este papel ocupa un espacio frente a mí en el mundo y que su blancura está claramente integrada en el orden de las cosas que son materiales, ¿cómo puedo tener la seguridad de que es ciertamente lo que pienso que es y no tan solo una construcción de mi persona como entidad subjetiva?

9. Lírica

Oh, hoja de papel,
honorable como el laurel.
Espera mi pluma entintada
que te elevará como un hada.

10. De despedida

Una hoja en blanco es una despedida por formular, que espera a la pluma que manifestará en ella el inicio del fin, pero también la esperanza de que después, algo nuevo vendrá.


¿Se te ocurre otra manera de describir una “hoja de papel”? Añádela en los comentarios.


Cómo editar un ebook en formato mobi, epub y pdf con Calibre

Has escrito tu historia y tienes tu archivo html con el texto y las imágenes. Ya es hora de ponerte manos a la obra con la edición digital.

Libros saliendo de un ipad

Este artículo se centra en la edición de libros con Calibre, un programa que se puede descargar gratis de la web oficial. Quizás existan otros métodos más accesibles o más “amigables” que Calibre, pero usar html da un control directo sobre el formato y en Calibre están contempladas todas las opciones posibles para la edición digital: metadatos, creación manual de tablas de contenidos, configuración de portadas, y sobre todo, la conversión a varios formatos, entre ellos pdf, mobi (el formato que maneja Kindle), y epub (para otros e-readers y tablets).

La parte negativa es que el programa quizás no tiene la interfaz más intuitiva del mundo, y para realizar algunos procesos y conversiones no siempre se acierta a la primera si no se tiene experiencia en su uso, y existe una amplia ayuda en la página oficial, aunque es fácil perderse en la extensa documentación. Al final, casi todo lo que hay en este tutorial lo he averiguado yo a base de prueba y error, y después de pelear con el programa. El resultado de mis ediciones, sin embargo, es satisfactorio.

Para la edición en formatos pdf, mobi y epub de mi historia La máquina de soñar he usado la versión 1.25 (justo acaban de sacar la 1.26).

Primero hago clic en el icono que hay en la barra de herramientas de arriba, donde dice “Añadir libros” (haz clic en las capturas de pantalla para ampliarlas).

Añadir archivos a la biblioteca

El archivo que tengo que seleccionar es un archivo comprimido winrar o winzip que contenga:

  1. El documento index.html, en el que está la redacción de la historia editada en html
  2. La carpeta img con las imágenes del libro, incluyendo la portada

Después de añadir el archivo comprimido, aparece en la biblioteca de Calibre:

Añadir archivos a la biblioteca

Una de las partes importantes de un ebook es la tabla de contenidos. En Calibre, puedes dejar al software que la añada de manera automática, para lo que tomará todos los enlaces y los pondrá uno tras otro en orden en dicha tabla de contenidos. Sin embargo, puede darse el caso de que no queramos usar esa tabla de contenidos por defecto, sino confeccionar una a medida.

Por alguna razón, no encontré manera de editar una tabla de contenidos directamente en el formato mobi, y por lo que vi en algún foro, esto solo se puede hacer en epub (si alguien descubrió cómo hacerlo de otra manera, se agradecen comentarios). Por esa razón, hay que realizar una ruta de conversiones un poco enrevesada, pero que una vez que se averigua, se hace de manera sistemática y rápida. La secuencia sería la siguiente:

1. Convertir la versión zip a epub

Para esto, seleccionamos el archivo zip, y sin necesidad de editar la portada o los metadatos, le damos a “Convertir libros” en el menú de arriba, y elegimos epub como formato de salida.

2. Editar en el archivo epub los metadatos y añadir la portada

Solo hay que darle al icono “Editar metadatos”. Las opciones que yo he configurado en mis libros han sido: título, autor, fecha, idioma y portada.

3. Generar la versión epub

Una vez editados los metadatos, solo hay que darle a “Convertir libros”.

Asegúrate de que está seleccionado el formato correcto en la ventana. Las opciones de configuración son iguales para varios formatos, y puedes pasarte un rato configurando para luego darte cuenta de que olvidaste cambiar el formato de salida.

Añadir archivos a la biblioteca

4. Guardar el archivo epub en una carpeta del escritorio

Para esto se usa la opción “Guardar en disco”.

Como he dicho, la librería de Calibre puede llegar a ser una patada ahí detrás, y por eso llegados a este punto, lo que yo hago es guardar el epub y borrar todos los archivos de la librería para luego no liarme con los archivos.

5. Ahora se carga el archivo epub que acabamos de generar

Y ya podemos editar el índice con el botón de arriba “Modificar el índice”. Si esta opción no se encuentra de manera predeterminada en la barra de herramientas, hay que editar la misma y añadir el botón (en Preferencias/barra de herramientas/la barra principal de herramientas).

La ventana para crear el índice es bastante gráfica e intuitiva, solo hay que ir creando y ordenando las entradas, que son como puntos de libro a los que apuntarán los enlaces del índice.

Desconozco si existe alguna manera de guardar las configuraciones de índices. Hasta ahora, cuando he hecho pruebas he tenido que generar el índice cada vez que hacía cambios y generaba una versión nueva. Si la tabla de contenidos contiene muchos enlaces o capítulos, puede llegar a ser exasperante. En todo caso, dependiendo de tu libro ser que el índice autogenerado por Calibre ya esté perfecto.

En este caso, Calibre tan solo detectó un enlace a mi página web al final, y aunque este libro no está estructurado en capítulos, he optado por crear varias entradas en la tabla de contenidos:

Añadir archivos a la biblioteca

6. Convertir a mobi

Una vez aceptada la configuración de la tabla de contenidos, realizamos el mismo proceso de antes, pero esta vez para convertir el archivo epub en un mobi. En las opciones de conversión de “Índice” hay que seleccionar “no añadir capítulos detectados al índice”, ya que vamos a añadir nuestro propio índice.

No hace falta volver a editar los metadatos, porque se mantienen al convertir de epub (donde ya los configuramos anteriormente) a otros formatos.

7. Convertir a pdf

El formato pdf es una buena opción para leer en el equipo directamente. Si envías tu historia a un editor o a alguien que quieras que lo lea, es posible que en ese momento no tenga a mano un dispositivo, y puede agradecer una opción más inmediata, como es abrir el archivo directamente en el PC.

Además, el pdf permite opciones de maquetación y paginación interesantes. Cuando edito un escrito en html intento dar el mínimo formato con CSS a la edición, sobre todo en cosas como los márgenes y tamaños de letra y tipografías, para que sean los dispositivos y el usuario el que decida estas configuraciones. Me queda por explorar hasta qué punto los ereaders como Kindle tratan el CSS aplicado a elementos como los márgenes, pero de momento prefiero que sea el dispositivo el que adapte el texto por defecto.

Así, mientras que en un mobi o epub no se aconseja dar formato a la edición, en un pdf quizás es menos arriesgado, y hay más posibilidades de que el lector vea el archivo tal y como tú lo hayas configurado.

Cuando he generado un pdf, lo he hecho a partir del formato epub con el índice ya editado (así, la versión pdf mantendrá ese índice o tabla de contenidos). Cuando hagas la conversión con Calibre, verás que hay muchas opciones para marcar los márgenes, tamaños de letra, etc. Merece la pena tomarse un rato para ir probando y experimentar con configuraciones un poco sofisticadas, aunque hasta la fecha los elementos que yo he configurado en mis ediciones han sido:

El tamaño de letra base: 8 puntos, Altura mínima línea: 70%, Márgenes: 20 puntos en todos los lados, Altura de línea: 0em, Alineación izquierda: OK, No detectar índice: Marcada

Estas opciones se encuentran en las pestañas “Apariencia”, “Configuración de página” e “Índice”.

En la edición pdf he tenido algún problema con ebooks en los que había muchos enlaces e imágenes. Si se van a insertar este tipo de elementos, es mejor tomárselo con tiempo y con calma.

8. Enviar al dispositivo o guardar en el equipo

Cuando Calibre guarda el archivo en una carpeta del equipo, guarda todos los formatos que tiene del archivo juntos en una carpeta.

9. Testear

Antes de enviar un archivo a nadie, yo siempre me aseguro de que todo esté impecable y de que no haya ningún error.

Recomiendo probar los archivos en ereaders y tablets (como mínimo en un dispositivo Kindle y en un iPad). También compruebo todos los enlaces de las ediciones, e incluso que todas las páginas estén bien maquetadas. Si puede ser, también lo leo en el dispositivo o pido a alguien que lo lea. Si el archivo originario se ha editado en html, puede haberse colado algún carácter en algún momento de la edición y haberla liado parda.

Y si todo está bien, ya puedes compartir tu libro digital. Los archivos resultantes se pueden arrastrar directamente a un dispositivo ebook o tablet, o subir a tiendas como la de Amazon Kindle (siguiendo las especificaciones indicadas por Amazon).

Últimos consejos

-Es importante que en cada caso selecciones el formato que corresponda. La biblioteca de Calibre no tiene una interfaz perfecta ni está especialmente bien ordenada.

-No tienes que descargar o enviar a tu dispositivo el archivo cada vez que quieras probarlo. A mí me costó un rato darme cuenta, pero a la derecha de la lista de la biblioteca, justo debajo de la portada en miniatura, están los enlaces para ver con el lector de Calibre cómo se ve el resultado final.

-Hay muchas opciones en Calibre, y si uno tiene estómago, viene muy bien “toquetear” e ir probando.

-Y por supuesto, muchos más posibles formatos para editar tu ebook y muchas maneras de hacerlo. Según en qué tiendas quieras publicar (Amazon, iBooks, Google Play, etc.) o en qué dispositivos quieras que se pueda visualizar tu obra, los formatos de salida serán unos u otros. En este gráfico tienes algunos ejemplos:

*¡Bug! En las últimas conversiones que he hecho, he encontrado que al soltar el archivo mobi en el dispositivo (si lo envío directamente desde Calibre no sucede), el archivo aparece sin portada en la vista de contenido de mi Kindle

En la ayuda de Calibre he leído que se trata de un bug de Amazon, y que una manera de sortearlo, que es activando una opción en: Preferencias/Opciones de salida/Salida mobi/Activar el intercambio del contenido del libro… Al marcar esta opción se arregla el bug, pero lo malo es que el archivo aparecerá en la biblioteca del Kindle en la sección “Documentos”, y no en Libros. Es decisión del editor si prefiere que la portada se vea bien o que aparezca en la sección correcta del Kindle. Desconozco en qué circunstancias exactamente se manifiesta el bug, pero hasta hace poco nunca lo había experimentado. Calibre avisa que no es un bug suyo sino de Amazon, y por eso tan solo podemos dirigirnos a ellos para pedirles que lo arreglen.


Otros artículos sobre edición digital, aquí.


Rory’s Story Cubes o el azar para ejercitar la habilidad narrativa

Para estimular la creatividad y poner a prueba las habilidades narrativas alguien inventó los Rory’s Story Cubes, dados que ponen en manos del azar la elección de los elementos que conformarán una historia.

Screenshot de la aplicación: 9 Dados con iconos: fuente, micrófono, pesadilla, ele, abeja, torre, rayo, reloj, pez

El jugador, acompañado o en solitario, debe unir las imágenes resultantes de manera oral o escrita para crear pequeñas narraciones dotadas de coherencia, y con un principio y un final.

Cualquiera puede crear estos dados con un trozo de papel y unas plantillas de iconos, pero la App Store ofrece esta aplicación con físicas que simulan los movimientos de los dados y ofrece paquetes temáticos en forma de IAPs.

Por ejemplo, agitamos un poco el iPad y nos salen estos iconos, que alineamos al azar para dar lugar a una secuencia de imágenes en la que está latente una historia…

Hay varias maneras de usar los dados:

  • Eliges sobre la marcha el orden de los dados.
  • Ordenas los dados al azar como he hecho en este ejemplo para forzarte a seguir unas pautas.
  • Asignas a cada dado una función: por ejemplo, el primero simbolizará al protagonista, el segundo tendrá que estar relacionado con la localización…
  • Puedes proponerte como objetivo narrar la historia siguiendo cierto tono: cómico, dramático, etc.
  • Puedes plantearte ver todos los dados antes de comenzar la historia, o ir improvisando pero intentando que todo tenga sentido.

Ahí va mi historia para los dados anteriores:

Ya era noche cerrada y tan solo se escuchaba el fluir de la fuente en el jardín cuando el niño hizo sus últimos ejercicios de canto antes de la audición del día siguiente. Era tarde, demasiado tarde, y él estaba demasiado nervioso como para que aquélla no se convirtiera en una de esas noches. Nada más dormirse su mente se ensombrecería con pesadillas en las que el miedo se levantaba en forma de monstruos que le seguían de cerca con sigilo durante el camino hasta el auditorio, y justo cuando subía al escenario y se encontraba frente a la expectante audiencia, le susurraban al oído: “Eres un novato, no lo conseguirás”.

Pero en el preciso instante en el que el niño ya había exhalado su último suspiro consciente, sintió en el hombro una picazón tan aguda que salió de la cama de un salto. Palpó con la mano la zona dolorida, y un zumbido pasó frente a sus narices en dirección a la ventana. Cuando se asomó al exterior, la abeja ya se alejaba batiendo las alas en la noche. Al fondo, diminuta e iluminada tenuemente como un espectro, se levantaba la torre del pueblo a la que tantas veces había subido para imaginar lo que habría más allá del horizonte.

Entonces, de pronto, el cielo se encendió y dejó caer un rayo tras la torre, y el niño, como si acabara de despertar de un sueño, miró en el reloj de su habitación que era casi medianoche, demasiado tarde para seguir despierto en un día como aquel, justo antes de la audición.

En el estanque del jardín, una carpa sintió la lluvia en su lomo y su chapoteo alegre distrajo por un momento al niño hasta que sus ojos se cerraron y pudo, por fin, descansar en un lugar libre de oscuros pensamientos.


¿Se te ocurre alguna otra manera de usar los dados? ¿Qué historia se te ocurre al ver esta imagen?


Las aventuras de Kerry Foster: 7 Elefantes (ebook)

[Actualización: En estos momentos esta historia está disponible a través de una editorial independiente, y se puede adquirir en formato papel como parte de una antología. Puedes adquirir la obra aquí: https://suseyaediciones.wordpress.com/2017/10/26/los-misterios-de-kerry-foster/]

Es Navidad, pero todo lo que el doctor Kerry Foster necesita es una buena partida a las damas en el prestigioso Club Almot para caballeros ilustres, donde nadie se preocupa demasiado por nada y se puede perder el tiempo con verdadera clase.

Lo que desde luego no necesita es un séptuple robo, una víctima irritante y un montón de fisgones que retrasen su partida hasta no se sabe cuándo.

Portada de 7 Elefantes


1 11 12 13