More from: Menéame

Un uso hilarante del eufemismo y un experimento (semi)fallido

Portada de Three Men in a Boat.

Three Men in a Boat (puedes bajarlo gratis aquí) es una pequeña joya de la literatura británica de finales del XIX y uno de los libros más divertidos que he leído en mi vida.

Aunque fue escrito hace más de cien años, el sentido del humor de su autor y su manera de escribir son modernos hasta límites sorprendentes.

Aquí va un fragmento que he leído hoy (tiene más gracia si se lee en el idioma original):

Harris let the sail down, and then we saw what had happened. We had knocked those three old gentlemen off their chairs into a general heap at the bottom of the boat, and they were now slowly and painfully sorting themselves out from each other, and picking fish off themselves; and as they worked, they cursed us -not with a common cursory curse, but with long, carefully-thought-out, comprehensive curses, that embraced the whole of our career, and went away into the distant future, and included all our relations, and covered everything connected with us- good, substantial curses.

Mi traducción:

Harris bajó la vela y entonces vimos lo que había pasado. Habíamos lanzado a aquellos tres ancianos caballeros a un montón general en el fondo del bote, y ahora estaban desenmarañándose lenta y dolorosamente , y quitándose peces de encima; y cuando se centraron de nuevo, nos insultaron —no con un insulto insultante común, sino con largos, bien pensados y exhaustivos insultos, que comprendían la totalidad de nuestra carrera y continuaban hasta el futuro lejano, e incluían a todas nuestras relaciones, y cubrían cualquier cosa conectada con nosotros— buenos y sustanciosos insultos.

Sobre Menéame

Post enviado a Menéame.

Esta semana he publicado un post en el que analizaba la historia de mis dos artículos que fueron publicados en Menéame, incluyendo métricas y otras cosas que creí de interés.

Cuando lo envié a Menéame para ser evaluado por los usuarios obtuvo bastantes votos negativos, supongo que en parte porque había sido yo misma la que lo había posteado, y porque alguien pensó que era contenido de mala calidad.

Aún así el artículo tuvo bastantes visitas, así que me doy por satisfecha de todas maneras. La finalidad del artículo no era otra que proporcionar datos útiles a la comunidad o a otros escritores poco conocidos en busca de una oportunidad para darse a conocer.

Y nada más. Ahora estoy en el proceso de planificar nuevos artículos para las próximas semanas, así que si tienes alguna sugerencia, puedes contactar conmigo.


Lo que ocurrió en mi blog después de aparecer dos veces en la portada de Menéame

El logo del elefante de Menéame con unos hombrecillos saltando alrededor.

Hace poco más de dos meses solo conocía Menéame de oídas. No era lectora habitual y tampoco sabía cómo funcionaba el sistema de publicación. Así que poco iba a sospechar que esta web me proporcionaría, sin yo mover un dedo, más de 23.000 visitas, varios suscriptores y un mejor posicionamiento en buscadores. 

En este post detallo cómo fueron a parar dos de mis artículos a una de las webs más visitadas del país, y cuál fue el impacto sobre las métricas del blog a corto y medio plazo.

Lo que aprendí

Antes de pasar a los detalles, aquí resumo lo que he aprendido al realizar el análisis:

  1. En Menéame autores que en principio disponen de un público muy limitado o casi inexistente, pueden obtener una gran visibilidad siempre que su contenido sea de interés.
  2. Menéame es un agregador de noticias, por lo que sus lectores suelen revisar varios posts de una sentada. Esto quiere decir que, en general, accederán a los artículos para hacer una lectura rápida, por lo que no es probable que se paren a ver otros posts del blog correspondiente o a conocer más sobre la obra del blogger en cuestión.
  3. Sin embargo, al margen de la fugacidad del aluvión de visitas, el blog sí obtiene un beneficio a medio o largo plazo, que consiste en un mejor posicionamiento en las búsquedas realizadas en buscadores como Google. En mi caso, esto hizo que el tráfico orgánico de mi web aumentara de unas 10 visitas al día a unas 50.
  4. Al menos en mi caso, aparecer en la portada de Menéame no fue algo buscado, no fue el resultado de ningún esfuerzo ni estrategia premeditada por mi parte, sino fruto de la casualidad, y sobre todo, de la oportunidad.
  5. Para que tu post sea popular no es necesario que contenga una exclusiva o una investigación reveladora. En mi caso creo que lo que motivó una respuesta tan positiva por parte de los usuarios de Menéame fue publicar un post que apelaba a lugares comunes y servía a la comunidad como articulador de conversaciones en las que todo el mundo podía aportar algo.

Primer post: Diferencias entre ironía y sarcasmo

Captura del post aparecido en Menéame.

Enlace al post publicado.

El 2 de octubre publiqué en mi blog el post Diferencias entre ironía y sarcasmo. Si has visto algunos de mis posts te habrás dado cuenta de que no se engloban dentro de una especialidad, sino que tratan diferentes temáticas. Sin embargo, sí existe un hilo conductor, ya que todo lo que publico son cosas que he aprendido y que me son útiles como autora, y que espero que sean útiles a otras personas también.

Este fue el caso de dicho post, que redacté después de cierta experiencia personal que me hizo darme cuenta de que no me vendría mal conceptualizar los términos de ironía y sarcasmo.

Como digo, no tenía mucha idea del alcance de aparecer publicado en Menéame, pero el día siguiente, 3 de octubre, me pasó por la cabeza que quizás habría más gente con la misma duda que yo y que podrían encontrar el post interesante. Por eso me informé sobre cómo funcionaba el agregador de noticias, y a las 12:33 envié el enlace yo misma. Ya tenía un usuario creado desde hacía tiempo, pero nunca había propuesto ninguna otra noticia ni había interactuado mucho con otros contenidos, por lo que mi karma era cero patatero.

Durante todo el día obtuve muchas visitas de gente que consultaba el artículo, lo que ya me hizo feliz, pero no sería nada comparado con lo que pasaría a partir de esa misma madrugada, cuando a la 1:10, el post apareció por fin en portada.

1. Impacto inmediato

El impacto que aparecer en la portada de Menéame puede tener sobre un blog tan humilde como el mío se puede resumir muy bien con el siguiente gráfico:

Una captura de un gráfico de Google Analytics donde se aprecia una repentina subida de visitas. Las visitas que obtuve el día de la publicación y los días cercanos fueron:

  • Viernes 3 de octubre (envío la noticia): 653 visitas
  • Sábado 4 de octubre (aparece en portada): 14882 visitas
  • Domingo 5 de octubre: 1961 visitas
  • Lunes 6 de octubre: 1073 visitas
  • Martes 7 de octubre: 243 visitas
  • Miércoles 8 de octubre: 95 visitas

Además, la publicación cobró viralidad, por lo que el post fue compartido en redes sociales y obtuve algún nuevo seguidor:

  • Nuevos seguidores de twitter: unos 11 durante esos 6 días (normalmente obtengo 1 o 0 al día, incluyendo falsos seguidores).
  • Suscriptores al newsletter: 3

Si has explorado un poco mi web, habrás visto que además de escribir posts, escribo libros. Algunos los publico gratis y otros los vendo. Las descargas adicionales que obtuve durante el aluvión de visitas fueron:

  • Descargas de libros gratis: 198
  • Compras: 0

2. A medio plazo…

Como ves, el impacto sobre los indicadores que son importantes para autores como yo (descargas de libros y nuevos seguidores) fue bastante bajo en relación al número de visitas que recibió el blog (unas 18000 en total). Teniendo en cuenta las cifras anteriores de gente que me siguió y que descargó mis libros se podría decir, así a ojo de buen cubero, que el ratio de conversión fue de un paupérrimo 0.7%.

Sin embargo, hay otro sentido en el que aparecer en Menéame sí resultó muy positivo. Como sabrás, cuando haces una búsqueda en Google, uno de los factores que el buscador tiene en cuenta a la hora de ordenar los resultados es el número y la calidad de los links que cada sitio con esa palabra clave recibe.

Después de aparecer en la portada de Menéame, mi blog quedó allí enlazado, pero además, también quedó enlazado en muchos otros agregadores de noticias que extraen los enlaces de Menéame de manera automática, y en otros blogs y webs en los que interesó mi artículo.

Como resultado, según Webmaster Tools, mi blog pasó a aparecer en los primeros puestos de búsquedas de términos muy ligados al artículo:

  • ironía: posición 10
  • sarcasmo: posición 13
  • diferencia entre sarcasmo e ironía: posición 6.5
  • y un largo etcétera de variantes

Te podrás hacer una idea de las veces que las personas de habla hispana de todo el mundo buscan estos términos clave en Google… Según Webmaster Tools, estas búsquedas me han traído durante el último mes unas 4000 visitas. Por supuesto, esto no quiere decir que vaya a ser así siempre, ya que continuamente aparecen nuevos contenidos y Google recoloca las posiciones según los cambios en sus algoritmos.

Por otra parte, que esté recibiendo todo este tráfico tampoco es sinónimo de descargas o de suscriptores, porque las palabras clave en las que estoy posicionada responden a dudas muy específicas, y lo más normal es que una vez resueltas, el visitante abandone el blog. De hecho, el número de páginas vistas por sesión para las visitas provenientes de Menéame es poco mayor que una.

Aún así, no hay duda de que habrá un pequeño porcentaje de gente que descubra mi contenido y que interactúe con él de algún modo.

Segundo post: Por qué deberías leer cómics de Superlópez

Captura del post aparecido en Menéame.

Enlace al post publicado.

El 14 de diciembre, tras asistir a la inauguración de una exposición de Superlópez en Ripoll, publiqué este post en mi blog. Mientras que en el otro caso fui yo misma quien envió el enlace, aquí fue otra persona quien lo hizo sin yo saberlo.

Además, en este caso fue todo mucho más rápido. Entre que ese usuario de Menéame propuso el post el 15 de diciembre hasta que finalmente apareció en portada, pasó menos de una hora y media.

1. Impacto inmediato

Aunque el número de meneos fue parecido al anterior post, el artículo obtuvo cuatro veces menos visitas.

  • Lunes 15 de diciembre (día del envío y publicación de la noticia): 4296 visitas
  • Martes 16 de diciembre: 972 visitas
  • Miércoles 17 de diciembre: 207 visitas
  • Jueves 18 de diciembre: 91 visitas

Además, en este caso obtuve:

  • Nuevos seguidores de twitter: unos 9 durante esos 4 días.
  • Suscriptores al newsletter: 1

Por último, las descargas y ventas de mis libros fueron:

  • Descargas de libros gratis: 2
  • Compras: 0

2. A medio plazo…

Como ves, en este caso el alcance del post no fue tan grande, supongo que en parte porque el interés hacia el tema no era tan amplio.

Sin embargo, también aquí a raíz de salir en la portada de Menéame muchos sitios web enlazaron a mi página, que se posicionó en búsquedas realizadas con palabras clave relacionadas (sobre todo las palabras o combinaciones de palabras que estaban en el título):

  • superlopez: posición 6.4
  • superlópez: posición 8
  • leer comics: 5.5
  • etcétera

Conclusión

Después de todo lo dicho, es evidente que aparecer en la portada de Menéame puede ser muy beneficioso para un blog, sobre todo si es pequeño como el mío, y teniendo en cuenta que por mi parte no supuso ningún esfuerzo adicional, solo quizás el de crear contenido interesante y original (en el sentido de no replicado), algo que ya deberíamos hacer de todas maneras.

Por otra parte, al menos en mi caso, tuvo mucho peso el factor «oportunidad», es decir, publicar sobre el tema correcto en el lugar correcto y en el momento correcto. La ironía y el sarcasmo son recursos retóricos muy relevantes en internet, así que era de esperar que el tema resultara de interés en una comunidad como la de Menéame. Además, es el típico ejemplo de conceptos que ponemos en práctica en el día a día (por lo que todo el mundo tiene algo que decir al respecto) sin pararnos a analizar.

En el caso del post de Superlópez, quizás el acierto fue apelar a una obra muy querida por una generación pero que no suele recibir gran atención por parte de los medios. Además, el artículo estaba contextualizado con algunos hechos noticiosos, como la inauguración de una exposición o el próximo rodaje de la película.

Con esto creo que ya he explicado todas las claves relacionadas con la aparición de mis artículos en Menéame, y espero que mi experiencia te haya servido para aprender más sobre cómo funciona la World Wide Web, y quién sabe si como inspiración para repetir el logro tú mismo.