Las leyes de la percepción visual de la Gestalt (explicadas con gatos)

Siluetas de las cabezas de dos gatos que también se pueden ver como una copa.

Durante mis estudios en publicidad tuve la oportunidad de aprender algunos conceptos relacionados con diseño, percepción y composición visual. Como suele pasar, con el tiempo olvidé muchas cosas que no quería olvidar (y otras que sí), pero el simple gesto de prestar atención y conceptualizar esos procesos marcó la manera en que vería y produciría imágenes para siempre.

Entre las teorías que más recuerdo están las leyes de la organización perceptiva de la Gestalt, un repertorio de principios mediante los que esta escuela alemana demostró que percibimos los estímulos visuales como parte de un todo y según sus relaciones de similitud o diferencia con los elementos que los envuelven. Seguro que has oído alguna vez el axioma en el que se suele resumir este pensamiento:

El todo es mayor que la suma de sus partes.

En este post aprovecho para recordar, y para enseñar a los que no las conocíais, las principales normas de organización perceptiva de esta escuela, eso sí, ilustradas mediante gatos, que como todo el mundo sabe, es como mejor se aprenden las cosas hoy en día.

1. Fondo-figura

Esta ley defiende que el cerebro no puede interpretar un objeto como figura y fondo a la vez.

Varios gatos pequeños organizados de manera que dejan un espacio en blanco que es otro gato más grande.

2. Semejanza

Tendemos a asociar los estímulos semejantes agrupándolos como integrantes de una misma figura (aunque en realidad no sean iguales). 

Muchos gatos alineados formando una cuadrícula. Si prestas mucha atención puedes ver que uno de los gatos es en realidad un perro.

3. Proximidad

Nuestro cerebro agrupa elementos basándose en la distancia que los separa.

Dos parejas de gatos formadas por un gato blanco y uno gris.

4. Buena forma o pregnancia

El cerebro ve las formas de la manera más regular, simple, simétrica y ordenadamente posible, eliminando de la conciencia las irregularidades.

 Un gato al que le falta un trozo de oreja y tiene una tirita en la cabeza.

5. Cierre o clausura

El cerebro tiende a completar las imágenes inacabadas.

Un cuadrado de oscuridad en el que se ven unos ojos de gato brillantes.

6. Destino común

Los elementos que se mueven en la misma dirección y velocidad se perciben como una misma unidad.

Un muro sobre el que hay varios gatos. Algunos están sentados, pero hay tres que caminan uno tras otro. Según la teoría, nuestro cerebro es más proclive a ver estos tres como un grupo.

7. Continuidad

Todos los estímulos que guardan entre sí una continuidad se perciben como formando una unidad. Aunque varias formas se crucen o queden ocultas unas tras otras, nuestro cerebro intenta separarlas.

Las siluetas de dos gatos negros. Como están uno ante el otro y su color es el mismo, parece una sola forma.

Y hasta aquí las leyes básicas de la Gestalt. El mundo está lleno de anuncios, portadas de libros y otros formatos que las aplican de manera más o menos explícita. Si analizas tu propio proceso perceptivo fijándote en algunos de estos ejemplos, acabarás interiorizándolas y formándote una mirada más crítica. Conocer cómo el cerebro procesa las imágenes también te permitirá organizar tus diseños y composiciones gráficas para que sean más armónicos (o todo lo contrario).


¿Qué te parecen estas leyes de la percepción? ¿Conoces algunas otras? ¿Crees que son aplicables a tu trabajo?


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.