10 golpes de inspiración que recibí en 2018

Mi primer año viviendo en el extranjero ha sido un año lleno de retos pero también de grandes aprendizajes. Aunque mi desarrollo como escritora de ficción ha quedado en un segundo plano, creo que mi trabajo en game design me esta convirtiendo en una mejor contadora de historias.

También me he distanciado un poco del genero de humor últimamente, o al menos, he empezado a diversificar mi atención hacia otros territorios que eran desconocidos para mí. Las antiguas rutinas en torno a mis procesos creativos ahora parecen distantes e irrecuperables, pero espero que a cambio de permitirme llegar a lugares que antes ni siquiera sabia que existían.

En este último post del año me gustaría compartir algunos insights o recursos que, de un modo u otro, han capturado mi atención y me han ayudado a avanzar en mi viaje. Espero que disculpes lo aleatorio de la selección y que te aporte a ti también algo de inspiración.

1. Un poema sobre la persistencia

Don’t Quit, de John Greenleaf Whittier

When things go wrong as they sometimes will,
When the road you’re trudging seems all up hill,
When the funds are low and the debts are high
And you want to smile, but you have to sigh,
When care is pressing you down a bit,
Rest if you must, but don’t you quit.
Life is strange with its twists and turns
As every one of us sometimes learns
And many a failure comes about
When he might have won had he stuck it out;
Don’t give up though the pace seems slow—
You may succeed with another blow.
Success is failure turned inside out—
The silver tint of the clouds of doubt,
And you never can tell just how close you are,
It may be near when it seems so far;
So stick to the fight when you’re hardest hit—
It’s when things seem worst that you must not quit.

2. SQL y data analytics

Este año me he interesado por el mundo del análisis de datos aplicado al desarrollo de video juegos F2P. Incluso un conocimiento muy básico de SQL me ha abierto una nueva ventana hacia la realidad que me permite ver de manera directa cómo los jugadores realmente interactúan con mis diseños.

Si estás interesado en introducirte a SQL, te recomiendo este curso de Udacity que yo hice.

3. Mensajes a tus yos del futuro

Esta idea que suena tan sofisticada consiste simplemente en que de vez en cuando escribo algunas notas en Keep explicándome a mí misma lo que estoy haciendo ese momento, mis preocupaciones, o algún comentario sobre cómo espero que a mí yo del futuro le vaya cuando reciba el mensaje. Luego programo un reminder para unos meses más adelante, y cuando llega el momento, cuando ya había olvidado lo que había escrito, la recibo.

Leerte a ti mismo hablando sobre tus preocupaciones del pasado cuando seguramente ya no tienen importancia ayuda a relativizar los del presente.

4. Roadmaps

En 2018 empecé a trabajar con roadmaps en mi empresa, donde hay muchos equipos trabajando en el mismo proyecto, y los producers necesitan coordinar el trabajo de todos de manera precisa.

Un roadmap es simplemente una representación visual de los milestones de un proyecto a largo plazo, y la razón por la que los encuentro útiles es porque permiten planificar recorridos a largo plazo.

Puedes diseñar tus propios roadmaps según tus áreas de interés (desarrollo creativo, viajes, proyectos, aprendizajes, etc.) y emplear tus propios sistemas, o usar apps especializadas, como Roadmuk.

5. Mi primer libro en papel

En 2018 salió a la venta Los misterios de Kerry Foster, mi primer libro en formato papel, editado por Suseya Editorial.

En mi trabajo actual como game designer en juegos F2P, el espacio de tiempo desde que trabajo en un contenido hasta que está disponible para el público es tan solo de unas pocas semanas. Por eso, la sensación cuando toqué por primera vez una copia física de mi libro fue muy extraña. ¡Hacía más de un año que había escrito esas historias!

Aún así, he de reconocer que me siento muy orgullosa cada vez que veo el libro dando vueltas por ahí, y cuando lo puedo enseñar a mis compañeros para jactarme un pelín. 😀

6. Kerry Foster y el secreto de la Isla Esmeralda

Durante el último año he estado dando vueltas en mi cabeza a una nueva historia de Kerry Foster. También durante los últimos meses he ido desarrollando la trama principal y escribiendo algunos pasajes.

Ha sido extraño comprobar como, desde que dejé de hablar en español a diario, mi fluidez para pensar y escribir en mi lengua materna ha empeorado. Sin embargo, creo que mi capacidad para encontrar historias y desarrollar situaciones que conectan con el lector se ha visto enriquecida en modos que no esperaba y que todavía no he asimilado.

En cualquier caso, Kerry Foster sigue estando ahí, y mi plan es publicar en 2019 su próxima historia, Kerry Foster y el secreto de la Isla Esmeralda. La historia ha empezado a cobrar consistencia durante estas vacaciones de Navidad, y todavía hay algunos cabos por atar, pero de momento, promete. 😀

7. Street art

Una de las formas de arte que más me han inspirado en 2018 ha sido la escena artística de Berlin, en concreto, el arte urbano o street art.

Lo que más me inspira de este movimiento, o aquello con lo que me gusta quedarme, es con su aparente falta de propósito y con su aleatoriedad. Cuando callejeas por las calles de Berlin en general, y por las zonas más emblemáticas de este movimiento artístico, nunca encuentras lo que esperas encontrar o en la forma en la que esperas encontrarlo.

8. El rosa es el mejor color

Random fact: El 2018 fue también el año de mi crush por el color rosa, que de algún modo se convirtió en una fuente de inspiración para mis ilustraciones.

En 2019 me gustaría volver a dibujar más a menudo. Me gustaría plasmar algunas imágenes que me han cruzado por la cabeza últimamente, y a desarrollar algunos motivos visuales que me inspiran, como la persistencia, la pasión, o la energía.

9. Jugar fuera de mi zona de comfort

En 2018 he crecido como game designer jugando a juegos que me han sacado de mi zona de comfort, en el sentido de que no pertenecen a géneros que disfruto especialmente. Es una práctica que me ayuda a entender las motivaciones que mueven a otros jugadores y a añadir más herramientas a mi toolbelt creativo.

10. Las game jams no son lo mio

En 2018 participé en mi primera (y posiblemente última) game jam. Aunque fue una experiencia de la que aprendí mucho, y entiendo perfectamente por qué apasionan a mucha gente, sigo sin ver qué tipo de beneficio aportan estos ritmos de trabajo sobre otro tipo de rutinas más sostenibles.

Y con esto acabo este post, que más que un resumen de mi 2018, ha sido una colección random de ideas e insights. Este ha sido un año en el que he crecido mucho, y creo que antes que intentar condensar ese aprendizaje en una lista, lo iré asimilando y dosificando en mi trabajo creativo durante los próximos meses. Si todo va bien, podré plasmar parte de ello en este blog, e incluso en algún trabajo de ficción.

En cuanto a 2019… tampoco suelo trabajar con propósitos, pero espero seguir dosificando mis energías con sabiduría, y aprender mucho más en Berlín. También espero volver a incorporar, al menos un poquito, el humor como recurso creativo en mi trabajo creativo, en mis reflexiones teóricas, y en mi consumo de obras de ficción. Después de todo este tiempo, sigo pensando que, de algún modo, pase lo que pase, la respuesta está en el humor.

Gracias por leer y feliz 2019!


One comment to this article

  1. Eliezer Rhamzfer

    on febrero 4, 2019 at 3:35 pm - Responder

    Hey! no acostumbro mucho seguir blogs, pero me gusto mucho este estilo! nuevo suscriptor, encontré de casualidad, buscando diferencias entre ironía y sarcasmo jaja

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.