2016

.

Sobre 2016:

En julio lancé el primer capítulo de Los Viajes Espacio-Temporales de la Pequeña Sallie Dustfield, que es seguramente la historia a la que más cariño tengo de todas las que he escrito nunca. Espero poder seguir publicando los siguientes dos capítulos de la trilogía en 2017.

En 2017 también espero poder publicar otro par de proyectos que tengo al 90%. Mi plan inicial era publicarlos durante 2016, pero aunque no ha sido posible, al menos les he podido dar un buen empujón.

La verdad es que este año no he escrito tanto como en años anteriores. En noviembre de 2015 pasé a trabajar en una empresa como game designer especializada en narrativa a tiempo completo, y desde entonces me he interesado más por explorar otras maneras de contar historias.

He aprendido sobre staging, he escrito mucho diálogo y fórmulas textuales más concisas, y sobre todo, he dibujado:

bestof2016

También he dedicado buena parte de mi tiempo libre a aprender a usar Construct 2, explorando su flexibilidad y sacando partido de la agilidad que ofrece. Muy pronto podrás ver un pequeño experimento llamado Lost Stuff. 😀 (Por cierto, estoy buscando testers majos que quieran dedicarle media horita desinteresada al proyecto.)

En cuanto al blog, hace una semana o así cumplió 3 años (de ahí la ilustración conmemorativa que abre este post). Desde que trabajo a jornada completa no actualizo con tanta frecuencia, y la verdad es que el contenido de los posts ha variado mucho (ya no predomina el texto, sino la imagen), pero siempre trato de mantenerlo vivo de algún modo, aunque solo sea actualizando el WIP de mis proyectos.

Y nada, me he puesto al día con muchos juegos con storytelling que no había jugado, y sigo intentado entender qué es y cómo llegar a ser capaz de manipular, aunque solo sea un poquito, esa cosa extraña que llamamos humor.

¿Mis propósitos de año nuevo? Lo siento, no tengo. 😀 ¿Seguir como hasta ahora cuenta como propósito?

¡Muchas gracias por leer! Espero que tu 2016 haya sido un buen año también.

¡Nos leemos por aquí!

Deja un comentario